Una Rosa para Villa Grimaldi

miércoles, 7 de octubre de 2009

Conversando sobre la vida unos días atras con una amiga, me contó que le gustó una de mis fotografías de Villa Grimaldi, en la cual se encuentra una rosa....esta se encuentra en el sector del jardin de rosas en el cual se transorfó en un memorial, puesto que cada una de ellas tiene el nombre de una Detenida Desaparecida (incluso para la compañera desconocida).
Lo primreo que me sorprendió es que me dijera que dicha foto la encontró muy buena, puesto que no estoy acostumbrado a que mucha gente comente algo de mis fotos
Pero lo mas sorprendente, fue pillar azarosamente una de las ediciones de LeMondeDiplomatique del 2007 que se encontraba en mi escritorio, en el cual viene un poema de Carmen Yañez e ilustrado por Federica Matta, el cual me gustaría compartir con uds.

Prodigio
A marcela Scantlebuay

Si en aquellos días de Octubre
y de negras vendas
cuando de verdad el miedo
mordía las carnes
y nosotras atesorábamos nombres
en los pliegues del sudor.
Te hubiese tocado la frente agraviada
por curarte la herida con el agua que hoy nos une,
no me hubieras creído.

Nunca estuvimos mas cerca
de las rosas
¿Te acuerdas de las rojas
-paradógicamente crecían allí,
en el centro mismo del dolor
Hermosas rosas...
de las que se nos negó
el favor de su perfume
pero no sus tristes espinas

Si en aquellos días de Octubre
en Grimaldi
cuando ni mi olfato
me decía que despertarías,
Marcia,
te hubiese hablado
solo para consolarte
por despejar el aire de un mal sueño
por volver la vista atras,
tomar el tiempo por las astas
y reconstruir la tela de cebollas
que nos cubrió
hasta entonces.

Se te hubiese hecho una promesa
si hubiese predicho
un llamado en una ciudad
lejana, bella
San Marcos, Venecia
la ciudad de los reencuentros
prodigiosos,
no me hubieras creído
Porque la muerte batía las alas
allá afuera
y la bondad callaba




2 comentarios:

Carla dijo...

Las flores siempre me han conmovido por ser tan coloridas, fragantes y alegres, cada ambiente donde se encuentran se modifica, creando atmosferas mas sutiles, mas sensibles, impactando con un leve toque de dulzura al que las ve.
Las rosas en especial son las flores del amor por excelencia por la fuerza de sus petalos, la intensidad de sus colores y por la forma tan delicada pero a la vez consistente en que se conforma desde su interior...la rosa roja, la clasica rosa roja, es la union de todo lo anterior mas la pasion y la fuerza, predominancia e intensidad de su color en la naturaleza.
En Villa Grimaldi hay rosas, rosas rojas como la de esta hermosa foto, presentadas al recuerdo, ofrecidas a la imagen de esos dias, donde todo parecia nuevo, diferente, donde se abria a lo desconocido la vida, movida por un deseo.
Hoy vibran las rosas en sus jardines, como regalo precioso a cambio por sus corazones, por haber cubrido los nuestros con su valentia, de llevar donde sea los pensamientos de verdad y de justicia ante todo, y como simbolo magnifico de su memoria en nuestro tiempo.

La Profe dijo...

Pues, en estos momentos y de todo el profundo corazón, solo siento que las grandes y pequeñas impunidades no pueden quedar impunes.
y todo arte: mayor, menor, profesional, amateur tiene la necesidad e imperativo ético de hacer memoria.

wena foto, no tan solo por lo técnico sino por todo lo que provocó.
Felicitaciones!

Publicar un comentario